Escapadas a Córdoba y Villa General Belgrano

Hay momentos en los que podemos realizar un viaje de varios días, semanas y hasta meses. Pero en otras oportunidades, no contamos con más que un fin de semana largo, o un puñado de francos acumulados para tomarnos un recreo de la rutina. El poco tiempo no debería ser un impedimento para realizar una de las tantas posibles escapadas, alejarnos de la comodidad del sillón de casa y descansar conociendo el mundo que nos rodea.

Argentina ofrece gran diversidad de paisajes y climas. En el centro del país, por ejemplo, podemos disfrutar de unos días tranquilos en Córdoba capital y, sobre todo, en alguno de los pueblos aledaños.

Ubicada en un amplio valle en las sierras centrales, la segunda ciudad de Argentina es una metrópolis moderna y bulliciosa y una ciudad universitaria. Fundada en 1573, la ciudad cuenta con algunas de las arquitecturas coloniales más impresionantes del país, incluido el “Bloque Jesuita”, que se ha conservado cuidadosamente. Con una población que es predominantemente de ascendencia italiana, Córdoba es conocida por su cálida hospitalidad y su fuerte orgullo cívico. Un importante centro comercial e industrial y la proximidad de Córdoba a las montañas hace una parada agradable entre Buenos Aires y el Noroeste Andino.

Río Mina Clavero © Roberto Fiadone

Fundada en la década de 1930, Villa General Belgrano es uno de los mejores complejos turísticos de Argentina. Un porcentaje significativo de la población es descendiente de la tripulación sobreviviente del Almirante Graf Spee, el acorazado alemán que se hundió en la costa uruguaya en 1939. Un monumento a la tripulación se encuentra en Plazoleta Graf Spee.

La avenida principal de la ciudad, la avenida Julio Roca, está llena de cervecerías y tiendas de recuerdos. Allí se pueden degustar las tradicionales y excelentes comida y bebida alemana. Con sus chocolaterías, sus capillas luteranas y sus melodías, Villa Belgrano aún conserva una vibrante atmósfera germánica, especialmente cuando cobra vida en octubre con el Oktoberfest, cada vez más popular.

Solo tenés que proponértelo y marcar tu próximo destino en el mapa. El tiempo ya no es una excusa.

Etiquetas: ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario