Tres destinos imperdibles en Cuba

Cuba sigue siendo un destino incomparable en el Caribe. Más allá de sus vaivenes políticos, la isla ofrece innumerables atractivos naturales, históricos y culturales. Si bien cada vez más visitantes se animan a organizar un viaje por su cuenta, no deja de ser una gran opción elegir entre alguno de los numerosos paquetes a Cuba disponibles. Aunque casi toda la isla merece ser visitada, existen tres destinos imperdibles en Cuba que continúan apareciendo como paseos inmejorables.

Tres destinos imperdibles en Cuba

1. La Habana. Esta emblemática capital caribeña nos reserva muchas sorpresas. La Habana Vieja, con casi 1000 edificios de importancia histórica es quizás el complejo colonial más grande y completo de América. Como un “museo” a cielo abierto, poblado de vida callejera animada, la Habana Vieja cuenta con una asombrosa riqueza de castillos, catedrales, conventos, palacios y otros edificios importantes que abarcan cinco siglos de historia. Un programa de restauración en curso, ahora en su tercera década, ha transformado las mejores estructuras en museos,
hoteles, restaurantes, boutiques y bares de moda. Fácilmente accesible, el adoquinado,
las plazas y las calles estrechas y sombreadas de la Habana Vieja destilan encanto colonial. Los autos antiguos, los cocotaxis, los camellos (buses públicos) y los bicitaxis complementan el paisaje único de la ciudad del Floridita y la Bodeguita del Medio.

La Bodeguita del Medio © Alejandro Del Vecchio

Más allá de la Habana Vieja, la ciudad moderna, animada y colorida metrópolis de dos millones de personas es notable por sus distritos arquitectónicamente significativos. Hacia el interior desde el puerto y la costa, la ciudad emerge desde barrios compactos del siglo XIX hacia espacios más espaciosos. Bloques de apartamentos funcionales dan paso a distritos de clase alta, que una vez fueron nobles, llenos de Bellas Artes, Art Deco y mansiones modernistas, mientras que bloques de oficinas de hormigón, edificios gubernamentales y hoteles de la década de 1950 le dan a la ciudad un aspecto retro.

2. Cayo Coco y Cayo Guillermo. Con kilómetros de playas blancas y mar turquesa y transparente, Cayo Coco es un refugio marino para variadas especies de pájaros y un popular destino para familias, buzos, y entusiastas de los deportes acuáticos. Cayo Guillermo, conectado a Cayo Coco por una carretera elevada, también ofrece playas deslumbrantes. Es una gran idea tomar una excursión en catamarán para hacer snórkel en las cercanas barreras de coral. Desde estos cayos  también podemos visitar la famosa Playa Pilar, una de las más bellas de todo el mundo. Ambos sitios ofrecen hoteles de 4 y 5 estrellas de gran calidad.

Playa de Cayo Coco © Alejandro Del Vecchio

3. Varadero. En la provincia de Matanzas, las playas de Varadero ofrecen muchos deportes acuáticos. Como en los cayos, la mayoría de los hoteles son Todo Incluido, pero los visitantes también pueden elegir algunos alojamientos más pequeños. Visitar el pueblo puede ser una excelente oportunidad para comprar artesanías y algo de ropa. Los golfistas pueden jugar en un campo de 18 hoyos en la Mansión Xanadú. Otras atracciones de la región incluyen caminatas, buceo y un espectáculo de delfines. La relativa cercanía con la ciudad de La Habana hace posible un desplazamiento terrestre, por lo que Varadero aparece como una alternativa muy elegida para quienes prefieren contratar un paquete a Cuba armado.

Hotel Sol Palmeras en Varadero © Alejandro Del Vecchio

Deja un comentario