Tres destinos únicos en Brasil

Los paquetes a Brasil constituyen una excelente opción para conocer los innumerables atractivos del país. Brasil es un territorio inagotable para cualquier tipo de viajero. Salvador de Bahía, Porto Seguro y Natal son tres destinos únicos en Brasil, sobre todo si deseamos recorrer el nordeste del país.

Tres destinos únicos en Brasil

1. Salvador. Salvador, capital de Bahía, es muy conocida por sus fiestas populares, principalmente el Carnaval. Durante estos festejos, miles de personas de todo Brasil y de otros países visitan la ciudad y colman las calles para disfrutar el sonido del axé, del afoxé y del samba, ritmos nacidos allí. Pero no sólo de fiesta vive la ciudad. Salvador fue la capital de Brasil hasta 1736, cuando el centro político fue transferido para Río de Janeiro. El lugar también fue escenario de muchas revueltas, como la de los Alfaiates (movimiento de carácter emancipatorio que tuvo lugar en el siglo 18). Tercera ciudad más poblada del país, Salvador tiene una cultura riquísima, que resultó del encuentro de la tradición africana con las tradiciones europea e indígena. Repleta de puntos turísticos muy conocidos como el Elevador Lacerda, el Farol de Barra y el Pelourinho, tiene también hermosas playas en sus costas. Los visitantes también pueden deleitarse con las comidas típicas de Bahía, como el vatapá y el acarajé.

Cerca de Salvador, el Morro de São Paulo está situado en la isla de Tinharé, que forma parte ciudad de Cairú. Con una ubicación estratégica, el lugar fue escenario de muchas batallas contra los holandeses que intentaron invadir la Bahía de Todos los Santos, en el siglo 16. Sus playas son de las más lindas de Brasil, en especial Boipeba.

También en el estado de Bahía está ubicada a Praia do Forte, una de las más buscadas por los turistas en el estado y una de las más conocidas áreas de protección de tortugas de la región. La playa también ofrece opciones para a los que les gusta el buceo y los deportes acuáticos.

Cocoteros en Boipeba © Alejandro Del Vecchio[/caption]

2. Natal. Playas hermosas, dunas, una cultura rica y un índice de desarrollo muy elevado. Natal ofrece todo esto a los miles de personas que la visitan cada año, desde Brasil y desde el extranjero. La ciudad tiene este nombre porque, el 25 de diciembre de 1597, el Almirante António da Costa Valente y sus hombres entraron en la barra del Río Potengi, después de varias intentos de colonización frustrados. Esta fecha se convirtió en el día de aniversario de la capital. En el período de la invasión holandesa (entre 1633 y 1654), se realizaron varias mejoras en la región. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad sirvió como base para el patrullaje del Atlántico Sur, principalmente por parte de los los estadounidenses, lo que le proporcionó un gran crecimiento. Con el fortalecimiento de su economía y el turismo, la ciudad pasó a presentar una de las mejores calidades de vida y estructura urbana del Nordeste brasileño.

A 12 km del centro de la ciudad, se localiza el Morro del Careca, una duna de 100 metros de altura. La playa es muy concurrida durante el fin de semana, reuniendo locales y turistas, principalmente en las piscinas naturales que se forman durante la marea baja, ideales para familias con niños. Es también la playa con mejor infraestructura turística, concentrando un gran número de barracas, restaurantes, posadas y tiendas.

3. Porto Seguro. Fue en la región de Porto Seguro donde la armada de Pedro Álvares Cabral llegó en 1500. Sin embargo, Porto Seguro sólo se convirtió en ciudad en 1534. Fue reconocida por el Instituto del Patrimonio Histórico y Cultural Nacional, debido a su evidente importancia, en 1976. Al pasear por la ciudad, los los visitantes notarán que la actividad principal es el turismo. Además de conocer hermosas playas y ver construcciones preservadas, tal como eran todavía en la época del descubrimiento, los huéspedes que busquen fiestas también podrán encontrar varias por la ciudad.

Visitar el Centro Histórico de Porto Seguro es esencial para quien quiera conocer un poco más sobre la historia de Brasil. La ciudad fue la cuna del país y en esta localidad están las primeras construcciones en todo el territorio nacional. Son tres iglesias y cerca de 40 inmuebles restaurados que conforman el sitio fundacional en donde Brasil comenzó a desarrollarse.

Etiquetas: , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente

Deja un comentario