Florianópolis: la isla mágica de Santa Catarina

Al sureste de Brasil, Florianópolis lidera en recepción de turistas con una combinación justa entre playa, naturaleza y diversión. Al ofrecer gran variedad de hospedajes, actividades de diversa índole y conexiones con atracciones cercanas, Floripa parece ser una opción ideal para disfrutar del calor carioca a precios accesibles. Las típicas pousadas, los hospedajes para mochileros y los hoteles de lujo brindarán el descanso ideal para las jornadas cargadas de emoción.

Florianópolis: la isla mágica de Santa Catarina

En el año 1678, la Isla de Santa Catarina recibe sus primeros asentamientos. El incipiente pueblo se conoce, por entonces, bajo el nombre de Nossa Senhora do Desterro. Poco más de doscientos años después, es designado como capital de la isla y cambia su nombre al vigente Florianópolis en honor al lider de la República, Marechal Floriano Peixoto.

En la actualidad, la isla posee mucho de aquel patrimonio que singó su historia. Recorriendo la ciudad, es posible conocer el Centro Histórico que incluye el Mercado Público, la Plaza 15 de noviembre, la Catedral Metropolitana, la Alfandega o aduana, el Museo Victor Meirelles y el Palacio Cruz e Souza, entre otros. Pero, sin dudas, la perla de este recorrido citadino es el Puente Hercilio Luz que conforma la clásica postal de Florianópolis.

Si desea alejarse del área más turística y adentrarse en la cultura local, será necesario que se dirija hacia la zona sur de la isla. Allí podrá conocer la Parroquia de Ribeirâo da Ilha, primera comunidad europea que habitó la isla y que aún conserva un un bello y mantenido complejo arquitectónico digno de fotografiar. Podrá disfrutar también del mirador del Morro das Pedras que posee hermosas y panorámicas vistas. La playa de Armaçâo y el pantano hacia el sur completan la visita a esta zona rica en cultura y naturaleza. La zona norte, por el contrario, presenta un estilo mucho más urbano, mezclando arenas claras y grandes edificios. Un paseo en bicicleta por allí seguramente confirmará que Florianópolis es una isla que lo tiene todo.

También podrá aprovechar la cercanía de Florianópolis a otros lugares de interés en el Brasil continental. Bombinhas, Camboriú y el Parque Beto Carrero parecen enlazar una gira hacia el norte digna de visitar, sobretodo si se viaja en familia.

Playa Sepultura en Bombinhas © Alejandro Del Vecchio

Bombinhas es una ciudad playera, también del Estado de Santa Catarina, que está rodeada de playas de arenas claras y mares especiales para la práctica de buceo. Siguiendo cuarenta kilómetros al norte, se encuentra la ciudad balneario de Camboriú, quizás una de las más conocidas del país. Aquí, además de disfrutar de nuevas playas, podrá recorrer la Avenida Atlántica y sus tiendas, bares y restaurantes. Una vez allí, el Parque Unipraias con su telesférico y el monumento Cristo Luz serán sitios de paso obligado.

Y si lo que busca es un momento de diversión especial para niños, el Parque Beto Carrero será la frutilla del postre. A solo una hora y media en auto desde Floripa y a treinta minutos desde Camboriú, Beto Carrero World presenta vertiginosos juegos, espacios naturales, impresionantes shows para grandes y chicos, y los más completos servicios como tiendas, restaurantes, hoteles y paquetes para aprovechar al máximo sus posibilidades.

El sureste de Brasil tiene mucho para ofrecer y Florianópolis, sin dudas, es el lugar ideal desde donde explorar la magia del Estado de Santa Catarina.

Etiquetas: ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario