Cristo Redentor © Alejandro Del Vecchio

Qué hacer en Río de Janeiro: el Cristo Redentor

El Corcovado es un macizo rocoso de más de 700 metros de altura. Presenta una de las siete maravillas del mundo moderno: el Cristo Redentor. Esta escultura es el símbolo más reconocido de Brasil y fue inaugurada en 1931. Tiene 30 metros de altura y está compuesta por bloques de piedra jabón tallados en Francia. Este monumento puede ser avistado desde prácticamente todos los puntos de la ciudad y que, a su vez, proporciona una vista panorámica espectacular de Río de Janeiro y el famoso Pan de Azúcar.

Vista desde el Corcovado © Alejandro Del Vecchio

Visitar el Cristo es una de las mejores excursiones que podemos realizar en la ciudad de Río de Janeiro. Algunos tours nos permiten conocer las atracciones imperdibles de la ciudad en un solo día. Opción ideal para quienes disponen de poco tiempo o toman Río como un lugar de paso hacia Buzios, Isla Grande u otro destino de la región. En el camino a la cima del Corcovado, podemos atravesar la Floresta da Tijuca (se trata del bosque tropical urbano más grande del mundo) y, una vez arriba, disfrutaremos de una magnífica vista de las playas de la Zona Sur y la laguna Rodrigo de Freitas, además de deslumbrarnos con una de las postales típicas de Río: monumento a Cristo. Durante el ascenso encontraremos sitios donde tomar un rico café brasileño o incluso degustar algún plato típico.

Cristo Redentor © Alejandro Del Vecchio

Algunas excursiones también ofrecen el cerro Pan de Azúcar, en el barrio de Urca. Desde allí, es posible apreciar la Bahía de Guanabara y sus islas, la playa de Copacabana y el Puente Río-Niterói. Otra alternativa es disfrutar de un City Tour para conocer el Sambódromo, el estadio Maracaná, los Arcos de Lapa y la Catedral Metropolitana, entre otras muchas atracciones de la “cidade maravilhosa”.

Etiquetas: ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario