Lugares imperdibles cerca de Barcelona

Existen lugares imperdibles cerca de Barcelona que invitan al descubrimiento, la aventura y ¿por qué no? a degustar una de las gastronomías más personales del mundo. A poca distancia de la capital catalana podemos encontrar joyas como Monserrat (50 km), Sitges (40 km), Tarragona (100 km), Girona (101 km) y Figueres (140 km).

Se trata de una región ideal para recorrer en automóvil. La empresa Europcar ofrece alquiler de vehículos en distintos puntos de Barcelona, incluido el aeropuerto.

1. Monserrat. El Monasterio de Montserrat se fundó en el siglo XI para conmemorar la aparición de la Virgen La Moreneta, patrona de Cataluña desde 1881 y venerada por peregrinos de todas partes del mundo. El Museo de Montserrat conserva obras de grandes artistas como Caravaggio, Monet, El Greco y Picasso. El Espacio Audiovisual muestra la vida de los monjes y cuenta la historia del monasterio. Las vistas desde allí son extraordinarias:  en un día despejado pueden verse los Pirineos y hasta Mallorca.

Monasterio de Monserrat © Alejandro Del Vecchio

2. Sitges. Sitges tiene un microclima cálido, debido a su ubicación geográfica  en la costa del Mediterráneo. Por eso es posible realizar actividades al aire libre durante prácticamente todo el año. En este bello pueblo se pueden disfrutar innumerables eventos, desde el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, hasta los Carnavales de Sitges y otras fiestas populares locales. Su paseo marítimo es ideal para pasear, Sitges dispone de 4 kilómetros de playa, y degustar frutos de mar imperdibles. También son famosas las noches sitgetanas en su conocida calle Primero de Mayo.

Malecón de Sitges © Valerie Hinojosa

3. Tarragona.  En Tarragona la historia cobra vida desde las piedras y los libros. Arqueólogos, historiadores, guionistas y narradores trabajan para divulgar la rica historia de la ciudad. Tarraco era una especie de pequeña Roma. Al caminar por las calles y plazas del  casco medieval puede revivirse la ciudad benefactora que sanó al emperador Augusto. La esencia mediterránea de Tarragona se manifiesta con fuerza en su gastronomía. La salsa por excelencia es el romesco, que incluso da nombre a un plato. Los ingredientes tradicionales de esta cocina no pueden ser más mediterráneos: aceite de oliva, tomates asados, almendras o avellanas.

Playa de Tarragaona © Neufal54

4. Girona. Esta ciudad, una de las más interesantes de Cataluña, nos permite recorrer más de dos mil años de historia gracias a dos recintos fortificados: la Força Vella y el ensanche medieval. Los numerosos monumentos conservados muestran una riqueza artística notable. El atractivo de Girona se complementa con la judería, sus bellísimas calles y plazas porticadas, los espacios barrocos y las construcciones novecentistas de Rafael Masó. También se trata de una ciudad  privilegiada en atractivos naturales. Ríos que atraviesan el casco urbano, bosques mediterráneos, montañas, valles y huertas configuran un paisaje armónico.

Postal de Girona © Elioenai

5. Figueres. Hacia el norte de Barcelona encontramos Figueres. Esta ciudad es famosa por el Teatro-Museo Dalí, visitado por miles de personas durante todo el año. Menos conocido pero igualmente fascinante es el Castillo de San Fernando, la fortaleza más grande de Europa. Pero además, su ubicación cercana a la autopista y frente a varias localidades de la Costa Brava hacen de esta ciudad un punto ideal para una estancia de toda una semana. Hacia la costa tiene muy cerca bellísimas localidades como Cadaqués, Peralada, L’Escala y Empuries, y espacios naturales maravillosos como Aiguamolls de l’Empordà y el Cabo de Creus, excelentes para los bañistas. Hacia el sur están las históricas poblaciones de Besalú y Banyoles.

Museo Dalí en Figueres © Federico Ghedini

Por último, no está de más recordar que el alquiler de autos en Europa es una  excelente alternativa para poder recorrer ciudades por nuestra cuenta sin depender de terceros.

Deja un comentario