Château de Chenonceau © Hernán Piñera

Tres lugares imperdibles cerca de París

París, la Ciudad Luz, no es solo la Tour Eiffel, el Louvre o el Moulin Rouge. Más allá de la capital propiamente dicha, muy cerca existe una inusual cantidad de sitios y paisajes asombrosos: castillos, palacios, viñedos y rutas para descubrir y maravillarse a cada paso.

Por eso, la empresa de alquiler de autos Budget ofrece un servicio casi obligatorio si queremos recorrer y descubrir las maravillas que alberga esta ciudad y sus alrededores con comodidad.

Tres lugares imperdibles cerca de París

1. Palacio de Versalles. A apenas 25 kilómeotrs de París, podemos conocer Versalles, ciudad  que fue capital de Francia durante varios periodos de los siglos XVII, XVIII y XIX. Su famoso palacio es ideal para realizar una visita guiada. Destacan los Grandes Aposentos del Rey y la Reina y la Galería de los Espejos. Allí, en 1919, se firmó el fundamental Tratado de Versalles, que puso fin a la Primera Guerra Mundial. Sus jardines constituyen otro atractivo imperdible. Con más de 800 hectáreas, conserva árboles y plantas de variadas especies, estatuas y fuentes.

2. Castillos del Loira. A unos 200 kilómetros desde París, es posible visitar tres fortalezas muy importantes en Francia. El Castillo Real de Chambord es el más grande de la región del Loira y uno de los más famosos debido a su arquitectura renacentista. En 1981, además, fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. El Palacio de Cheverny, por su parte, tiene dos atractivos que lo hacen especial: todavía está habitado y por ende conserva todos sus muebles. Pertenece a la familia Hurault y fue construido a comienzos del siglo XVII. El Castillo de Chenonceau, también conocido como el Castillo de las Damas“, fue construido en 1513 por Katherine Briçonnet. Luego fue reformado por Diana de Poitiers y por Catalina de Médicis. Y finalmente salvado durante la Revolución Francesa por la Señora Dupin, por lo que se dice que las mujeres lo han preservado y convertido en un símbolo de paz.

Château de Chenonceau © Hernán Piñera

3. Reims Champagne. La ciudad de Reims se encuentra a unos 150 kilómetros al este de París. En el camino es recomendable hacer una parada en la bodega Mumm, donde se puede hacer una visita guiada para descubrir cómo es el proceso de elaboración de su famoso Champagne y probar el célebre “Cordon Rouge”. Una vez en Reims podremos visitar su catedral, Notre-Dame de Reims, una obra de arte de estilo gótico también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, vale la pena recorrer el centro histórico de Reims, la plaza de Erlon y degustar algún plato en alguno de los numerosos restaurantes de la ciudad. Hacia Epernay, puede recorrerse la campiña francesa, con sus pintorescos pueblos, bosques y campos de viñedos. En Epernay, no podemos perdernos Mercier, una bodega de champagne fundada en 1858.

Champagne cerca de Reims © Roger Nelson
Por último, no está de más recordar que alquilar autos en París es una  alternativa ideal para poder recorrer no sólo las atracciones que guarda esta maravillosa ciudad, sino también sus alrededores por nuestra cuenta sin depender de terceros.

Etiquetas: ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario